Immune Dysregulation

Publicado en Sin categoría. Leave a Comment »

Qué elegir a la hora de comer

 que elegir a la hora de comerAl abrir tu refrigerador o despensa, ¿cómo decides lo que vas a comer? ¿Te basas en lo que se te antoja? ¿Lo más sabroso que está frente a tus ojos? O ¿un bocadillo saludable y disponible? Muchos investigadores han intentado comprender mejor este proceso de toma de decisiones de cómo una persona decide qué comer.

Durante un estudio realizado recientemente, los expertos comenzaron por preguntarse cómo los factores de salud incidían en la toma de decisiones sobre los alimentos. Con base en investigaciones anteriores, creían que el gusto era la consideración primordial al factor salud.
El gusto es una medida fácil para la mayoría de las personas, ya que al conocer lo bueno que algo sabe, es sólo cuestión de ponerlo en su boca. La determinación de la salud es un proceso más intelectual que implica la recopilación de información sobre los alimentos y sus ingredientes, y decidir si son “saludables”. Debido a que el cálculo mental lleva tiempo, los investigadores supusieron que una decisión sobre qué comer, era tomada primero en base al sabor con información de salud después.

Para probar esto, reunieron a un grupo de personas que habían estado ayunando durante cuatro horas y les pidió que calificaran los alimentos sobre la base de la salud, el sabor y la cantidad que les gustaría comer una vez que fueran a hacerlo. Esta primera etapa ayudó a los investigadores a tener una idea de lo mucho que a cada participante le gustan ciertos alimentos y lo saludable o sabroso que ellos pensaban podrían ser. A continuación les muestran al azar, en una computadora, unos pares de los alimentos y tenían que hacer clic en la comida que más les gustaba.

El equipo de investigación siguió el movimiento del ratón en la pantalla durante la presente decisión. Asumieron que la dirección en que se movía reflejaba la decisión que estaba tomando la persona. Si se movía hacia la comida más sabrosa, la decisión se basaba en el gusto. Si se movía hacia el alimento más sano, la decisión se basaba en la salud. Si la dirección cambiaba, nueva información había entrado en la imagen de la computadora. De esta manera los investigadores pudieron probar si el sabor o la salud estaban primero en juego y la frecuencia con la que más tarde la incorporaban.

El equipo encontró que el sabor siempre llegaba antes que el factor salud en la toma de decisiones. Curiosamente, la cantidad de tiempo antes de pensar en salud y haber entrado la nueva imagen. Los que pensaban más rápidos fueron llamados el grupo de “alto autocontrol” porque escogieron la opción saludable con más frecuencia. El grupo de “bajo auto-control” y más lento tomó 50% más de tiempo para llevar la información de salud y asociarla a la imagen. En muchos casos, eso era demasiado tarde. Para una tercera parte de todos los participantes, la salud nunca fue un factor a considerar. Estas personas cada vez, fueron directamente motivadas por el gusto, fuera sano o no.

La verdadera diferencia entre los dos grupos no fue la nueva información, sino que la rapidez de pensar suficiente para influir en las decisiones acerca de qué comer. Las personas con alto autocontrol en la salud lo hacían suficientemente rápido. El grupo de bajo en control de sí mismo no fue un factor ni lo suficientemente rápidos. En el momento en que pensaban sobre la imagen, ya habían comprometido su decisión basada en el gusto.

Los investigadores dicen que sabiendo esto, podría ayudar a las personas con bajo auto-control a tomar decisiones más saludables. Ellos piensan que ralentizar las decisiones acerca de los alimentos podría proporcionar tiempo suficiente para que las consideraciones de salud se escapen. Si te sientes como si siempre tomas decisiones basadas en los gustos, sólo podría significar que necesitas más tiempo para considerar el factor salud antes de tomar una decisión sobre “qué elegir a la hora de comer”.

Por tu mejor salud

Carlos Correa MBA PH.H&S

Alimentos Generalmente Reconocidos como Seguros – Pero, ¿lo son?

tortillas con probylparabenoEl gobierno clasifica algunos aditivos como “Generalmente Reconocido Como Seguro” o GRAS. Se considera seguro en los alimentos y no están obligados a someterse a la revisión y aprobación previa a la comercialización. Este sistema tiene sentido para los aditivos benignos como la pimienta y la albahaca, pero hay enormes lagunas que permiten a los aditivos de dudosa seguridad para ser listados como GRAS. Los fabricantes pueden decidir si estos compuestos son seguros y sin ningún tipo de supervisión por la Administración de Drogas y Alimentos – y en algunos casos obtener estatus GRAS sin decirle a la FDA en absoluto.

Propil Paraben

Es difícil creer que el propilparabeno, un producto químico disruptor endocrino, se permita en los alimentos, y aún más difícil de creer que es “generalmente reconocido como seguro”. Los estudios encontraron que las ratas alimentadas con límite máximo de la FDA para el propilparabeno en los alimentos, habían disminuido conteo de esperma. A esta dosis investigadores también observaron pequeñas disminuciones en la testosterona, que se convierten significativa con las exposiciones más altas.

Propilparabeno actúa como un débil estrógeno sintético. Se puede alterar la expresión de genes, incluyendo los de las células de cáncer de mama.. Propil paraben ha sido reportado para acelerar el crecimiento de células de cáncer de mama. Y un estudio reciente realizado por científicos de la Escuela de Salud Pública de Harvard se ha vinculado el propilparabeno a alteración de la fertilidad en las mujeres.

Propil parabeno se utiliza como conservante en alimentos tales como tortillas, magdalenas y colorantes alimentarios. Personas pueden estar expuestas a la misma, ya sea como un aditivo directo o como resultado de la contaminación durante el procesamiento y envasado de alimentos. Los exámenes realizados en las muestras recogidas 2008-2012 encontraron propilparabeno en más de la mitad de ellos, incluyendo bebidas, productos lácteos, carne y verduras. En un estudio federal, el 91 por ciento de los estadounidenses evaluado tenían niveles detectables de propilparabeno en su orina.

Por tu buena salud

Carlos Correa MBA PH H&S

Tomas desayuno?

YogurAtendí a una persona no hace mucho tiempo que “luchaba” para bajar de peso. Un rápido vistazo a su alimentación diaria reveló por qué. Para ahorrar calorías, omito el desayuno y simplemente tomó un sorbo de café o una de esas “late” que en realidad contienen una buena cantidad de azúcar.

Sin embargo, ella no es la única que dice “No me gusta el desayuno,” muchos clientes responden con la misma franqueza. Y en este caso, eso es lamentable, ya que los estudios muestran que además de la capacidad de recuperación emocional, desayunar correlaciona consistentemente con la longevidad y un peso saludable. Comer en el desayuno es sólo, “romper” la noche a la mañana saludablemente.

Comer al despertar trae sus niveles de azúcar en la sangre de vuelta a la normalidad, -inicias tu metabolismo, y te prepara para estar en equilibrio metabólico para el resto del día. Así que romper el ayuno cada mañana. Se te hará más sano, te dará más energía durante el día, y ayuda a perder peso.

¿Quieres ganar peso? Entonces Sáltate el Desayuno

El viejo proverbio “Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo” ahora tiene detrás de el un poco de peso científico. Muchos de nosotros pensamos que si nos saltamos el desayuno vamos a reducir nuestro consumo total de calorías para el día y bajar de peso.

Por desgracia, lo contrario es cierto. No comer en el desayuno significa que vas a comer más que el resto del día. Un estudio entre mujeres delgadas sanas señaló que saltarse el desayuno deteriora la sensibilidad a la insulina y conduce para cargar más peso. Y me imagino que tu eres de las personas que quiere quitarse un peso de encima. Verdad que si?

Si quieres una prueba más, mira a los luchadores de sumo, que nunca desayunan. Se despiertan, y lo primero que hacen es comenzar a hacer ejercicio vigoroso. Esta combinación de saltarse el desayuno y luego entrenar muy duro durante cinco horas significa que al momento en que llegan a comer, y que se mueren de hambre, como consecuencia se comen todo y en exceso.

Algo muy similar sucede cuando te saltas el desayuno, trabajas durante el almuerzo, y finalmente regresas a casa por la noche: Te comes todo lo que está a la vista. Te sientes relleno, enfermo, culpable, y te arrepentirás. Así que jamás entres en la cocina en primer lugar. Veo muy a menudo a personas con el mismo patrón definido; se saltan el desayuno y luego el hambre lo experimentan por la noche y los antojos también .

Un estudio reciente encontró que cerca de 3.000 personas que perdieron un promedio de 70 libras y lo mantuvieron, fue porque durante seis años desayunaban regularmente. Sólo cuatro por ciento de las personas que nunca comieron el desayuno mantiene el peso.

La única diferencia entre los dos grupos fue que el grupo que perdió peso comió el desayuno y el otro grupo no lo hizo. Ambos consumen la misma cantidad de calorías y los mismos tipos de alimentos. Resulta que no es sólo el tipo de calorías que consumen lo que determina la pérdida de peso y mantenerlo, sino que la hora del día en que comen también.

¿Por qué la mayoría de las personas no desayuna? Porque se atrapan en un círculo vicioso, al no desayunar comen una comida grande justo antes de dormir? Te suena familiar esto? Debería. Es la manera americana.

Consumes la mayor parte de las calorías diarias, poco antes de acostarte. Rara vez comes en la hora de desayuno. Apenas tomas tiempo para comer durante el día, y para cuando llegas a casa estamos literalmente muriendo de hambre, a menudo consumes más de lo que necesitas y luego ir a la cama o sentados frente a la televisión o la computadora, comiendo más bocadillos. Luego que pasa? lo único que pasa y es garantizado; subes de peso: y te vas a dormir. No es extraño que se parezca cada vez más a los luchadores de sumo todos los días.

Igualmente malos son los que hacen del desayuno un postre. Si comes calorías vacías de alimentos refinados (como rosquillas y pan dulce) y azúcares, que tiendes a comer más generalmente. Hay quienes toman helado para el desayuno, muchos cereales, brebajes, tostadas, y otras cosas que tomas en el desayuno – incluso opciones “saludables” – ya que contienen tanto o más azúcar. En esencia, estás comiendo el postre.

Así que comer en el desayuno, es lo recomendable, pero hacerlo correctamente. Omitir el pasillo de los cereales y lo mezclas fortificadas con vitaminas que llevan un “halo saludable” y tratan de hacerlo pasar como un desayuno inteligente.

Los estudios y mi experiencia de muchos años demuestran que desayunos ricos en proteínas pueden mejorar la saciedad y reducir los antojos durante el día y la noche. Un desayuno rico en proteínas ayuda a reducir su hormona del hambre grelina y aumenta la colecistocinina, que indica al cerebro que pare de comer. Alimentos ricos en proteínas como huevos, mantequilla de nueces, un batido de proteínas, o los cereales integrales con nueces mantienen constante el azúcar en la sangre y reduce las fluctuaciones metabólicas más tarde en el día.

Por tu buena salud

Carlos Correa MBA PH H&S

Si has estado “luchando” con tu peso

Si has estado “luchando” con tu peso o tu salud, has venido al lugar correcto. He ayudado a miles de personas, al igual puedo ayudarte a ti. Yo también he estado en tus zapatos. Y quiero revelarte algunas verdades simples que te ayudarán finalmente a liberarte de tus “luchas”:

VERDAD # 1:

No es tu culpa. Tu peso y desafíos de salud no tienen nada que ver contigo, y si mucho que ver con lo que te han enseñado acerca de la comida. Puedes estar siguiendo una dieta que crees es saludable, pero en realidad no lo es. O puedes ser adicto a los alimentos que literalmente hacen que te enfermes y tengas sobrepeso.

VERDAD # 2:

Puedes poner en marcha tu pérdida de peso y transformar tu salud en tan sólo una semana. Así es, una semana, es todo lo que necesitas para activar la capacidad natural del cuerpo para quemar grasa y perder peso. Vas a romper tu adicción al azúcar, los carbohidratos y los alimentos procesados… te sentirás más feliz y con más energía… y veras las mejoras medibles de azúcar en la sangre, la presión arterial, el colesterol y más. Incluso podrás notar una disminución de dolor en las articulaciones, si sufres de asma también, dolores de cabeza, confusión mental, alergias, problemas de piel, y otros síntomas molestos.

VERDAD # 3:

Puedes obtener resultados aún mejores cuando te conectas socialmente y aprovechas el poder de la comunidad. Tú no estás solo en tu desafío. Hay un sinnúmero de personas que están haciendo frente a los desafíos de la pérdida de peso y la salud.. Y mi experiencia ha demostrado que cuando te reúnes como parte de una comunidad, tus posibilidades de éxito se multiplican exponencialmente. De hecho, más estudios lo están señalando todos los días lo que demuestra que los grupos pequeños trabajan mejor que la atención convencional para la obesidad diabetes y la enfermedad crónica. También, te menciono que soy co-creador del reto de perder peso en California y varios estados de EE.UU., donde hemos llegado a obtener una cantidad incontable de grasa quemada entre miles de personas.

Algunos suplementos también pueden ayudarte con tu pérdida de peso.

En personas que he tratado anteriormente los he utilizado con mucho éxito, y han visto más de una considerable rebaja en su peso y pulgadas. Por razones de no hacer publicidad a ninguna compañía o producto especifico, no te puedo recomendar en este artículo algunos de esos suplementos, sin embargo te puedo entregar estas recomendaciones y sugerencias en una consulta privada.

¿Por qué son necesarios? Cuando se trata de pérdida de peso, los nutrientes juegan un papel fundamental. Cuando estamos bajos en nutrientes críticos, nuestros cuerpos anhelan más alimentos, tratando de obtener esos nutrientes. Comemos más y más alimentos chatarra procesados, en busca de nutrientes que simplemente no están allí. Nos estamos muriendo de hambre en medio de la abundancia, sobrealimentados, desnutridos, y nunca satisfechos.

Si estás listo para tomar la decisión que transformara tu vida gracias a la pérdida de peso y quieres también mejorar tu salud, te invito a participar en la solución que vengo entregando por años a cientos de personas y tengo los testimonios más sorprendentes que puedas haber conocido antes.
Te invito sigas viendo y revisando mi pagina web. Con gusto estaré próximamente hablando personalmente contigo.

Te reitero es el mismo programa que he usado con miles de personas en mi práctica profesional. Funciona para todo el mundo que he visto, porque se ocupa de las causas fundamentales de por qué estamos enfermos y con grasa. Descubrirás cómo eliminar el azúcar y los antojos de carbohidratos, tomar control de la alimentación, e incluso reducir o eliminar los costosos medicamentos de venta con receta.

Y finalmente serás capaz de perder esos kilos o libras de más sin sufrir castigo a través del ejercicio, la sensación de hambre que sientes todo el tiempo, o comer siempre lo mismo y aburrido de los alimentos.

Por tu buena salud
Carlos Correa

Sustitución de las grasas saturadas por grasas poli-insaturadas

Mas Sobre Los Peligros Del  Aceite De CanolaSustitución de las grasas saturadas por grasas poli-insaturadas. Una sustitución de las grasas saturadas por grasas poli-insaturadas vincula un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Sabias que las personas que obtienen un 5% de las calorías que consumen a partir de fuentes de grasas saturadas como la carne roja y la mantequilla respecto de las personas que consumen alimentos que contienen ácido linoleico -la principal grasa poli-insaturada que se encuentra en aceites vegetales, nueces y semillas – podrían reducir su riesgo de tener un evento de cardiopatía coronaria (CHD) en un 9% con el riesgo de muerte, si sustituyen ese 5% de las calorías de los carbohidratos por ácido linoleico?

“Ha habido mucha confusión y titulares sensacionalistas sobre el papel de los diferentes tipos de grasa en las enfermedades del corazón este último tiempo”, algunos incluso han descartado la incidencia de la grasa sobre la obesidad, y responsabilizan al azúcar. Pero todo indica y “Los ensayos clínicos aleatorios han demostrado que la sustitución de grasas saturadas por grasas poli insaturadas reduce el colesterol total y el LDL. Y los amplios meta-análisis proporcionan pruebas claras para apoyar los beneficios del consumo de grasas poli-insaturadas como un reemplazo de las grasas saturadas”.

Las más recientes investigaciones realizadas, con una revisión sistemática y meta-análisis de estudios de cohorte prospectivos resumen la evidencia sobre la relación entre la ingesta de ácido linoleico en la dieta y el riesgo de enfermedades del corazón en personas generalmente sanas. Identificaron 13 estudios de cohortes publicados y no publicados, con un total de 310.602 personas y 12.479 eventos totales CHD incluyendo 5.882 muertes de CHD.

Los resultados mostraron que la ingesta de ácido linoleico en la dieta se asoció inversamente con el riesgo de enfermedad coronaria en una dosis-respuesta de forma intencionada, una mayor ingesta de ácido linoleico se tradujo en un menor riesgo de enfermedad coronaria. Comparando el más alto hasta el nivel más bajo de consumo, el ácido linoleico de la dieta se asoció con un riesgo de un 15% menor de eventos cardiovasculares y un riesgo 21% menor de muertes de CHD. Estos resultados fueron independientes de los factores de riesgo comunes de enfermedad coronaria, como el tabaquismo y otros factores de la dieta, como el consumo de fibra.

En la práctica, estos hallazgos apoyan la sustitución de la mantequilla, la manteca de cerdo, y grasa de la carne roja con aceites vegetales líquidos en la cocina y en la mesa. A pesar de que no se abordan en este análisis, las grasas trans de los aceites vegetales parcialmente hidrogenados, pero igual se deben evitar.

Por tu buena salud

Carlos Correa

6 Estrategias sencillas para comer saludable cuando no tienes tiempo

6 estrategias sencillas para comer saludable“¿Cómo puedo hacer elecciones inteligentes a la hora de comer en un horario ocupado?” Me preguntan con frecuencia. Y como se lo que es estar ocupado, puedo entender cómo el comer sano podrías sentirte, literalmente con un peso más encima y convertirse en breve en otra de las numerosas demandas en tu vida. Mientras que comer sano cuando andas ajustado de tiempo requiere solo un poco de planificación, y es más fácil de lo que imaginas.

Me parece que cuando invierto ese tiempo, vale la pena para mantenerme sano y comer bien. Al final, lo que hace la vida más fácil. Puedes cocinar una vez y comer dos veces al hacer más de lo necesario y disfrutar del extra que quedó.

Seamos realistas: si esperas decidir qué comer hasta justo antes de salir hacia tu trabajo o justo después de llegar a casa por la tarde, puede que no tengas todo lo que necesitas para poner una comida en la mesa. Sin embargo cocinar tu propia comida puede convertirse en un acto revolucionario que incluso podría salvar tu vida.

Sentirse con hambre y atrapado con la guardia baja, junto a un estómago gruñendo, podría ponerte en peligro de salirte de tu programa en su totalidad. Eso se llama una emergencia alimentaria – lo he explicado en otras ocasiones – Cuando eso sucede, siempre vamos a ir a por lo que está cerca, disponible, rápido y fácil – por lo general adictivo, es decir, basura procesada.

Un poco de planificación estratégica asegura que nunca tengas que caer en esas situaciones de emergencia. Hoy te daré a conocer estas seis estrategias que me ayudan y ayudan a mis clientes a mantener las comidas saludables consistentemente incluso hasta para los horarios más reducidos.

1.- Haz una lista. Tómate tu tiempo un día a la semana para sentarte y hacer una lista de compras. A continuación, visita la tienda de comestibles y compra todos los ingredientes para las recetas de antemano. Por favor nada procesado. Mantener una lista y ajustarse a ella ahorra tiempo, dinero y evita el comer alimentos poco saludables de “aterrizaje de emergencia” en tu carrito de compras.Otro consejo útil: Nunca vayas a la tienda de comestibles con hambre! , lo he explicado en mi libro “Un Hombre. Un Entrenador. Un Sueño”

2.- Elige congelados. Las verduras congeladas (preferiblemente orgánicas) se convierten en un verdadero ahorro de tiempo, especialmente si ya tienes algunos en tu congelador y puedes evitar la necesidad de ir a una tienda de comestibles a última hora.
Lo mismo ocurre con la carne de vacuno alimentada con pasto congelado, salmón silvestre y bayas orgánicas. El hacer compras en las tiendas de almacén puede convertirse en un ahorro de tiempo-real y de dinero. Compra la mejor calidad que puedas encontrar. Si tienes espacio en el congelador, puedes tomar ventaja de las ventas en descuento y abastecerte durante semanas o incluso meses con estos elementos esenciales.

3.- Elige pre-preparadas. Si cortar y lavar no se ajusta a tu apretada agenda, elige verduras de hoja verde frescas pre-lavadas orgánicas, como la espinaca, la col rizada, rúcula, e incluso la lechuga romana. Los productos pre-corte también están disponibles en muchos supermercados, lo que reduce drásticamente el trabajo de la cocina. Ellos podrían ser un poco más caros, pero si estás corto de tiempo, lo vale.

4.- No tengas miedos de alimentos conservados en frascos. Elegidos con cuidado los alimentos conservados en frascos, como vegetales o pollo, sardinas, el salmón salvaje de Alaska, alcachofas y pimientos rojos asados, que sean fácil de cocinar como una comida de última hora. Elige siempre las versiones más baja en sodio y lee cuidadosamente las etiquetas para asegurarte de que no contienen gluten, lácteos, azúcares y otros ingredientes no deseados y pueda inadvertidamente colarse en tu dieta.

5.- Programa un día de preparación y haz que sea divertido. Una vez que hayas comprado y tengas una cocina bien equipada, tendrás que prepararte para los días venideros. Escoge dos días durante la semana (me parece que el domingo y el miércoles para prepararlos) pues te vas a pasar un par de horas extras en la cocina, cocina y prepara lo más que puedas de antemano. Eso significa cortar verduras, preparar hasta salsas y adobos, y cocina el arroz integral y otros granos enteros por adelantado. Involucra a tus hijos, creen una cierta gran conversación, y hagan que el proceso resulte divertido en lugar de una tarea.

6.- Cuando realmente sea tiempo de que suena tu estomago, por lo menos vas a ir por lo saludable. Incluso cuando además estás muy cansado es mejor, pues esos días donde todo se cae a pedazos una simple ensalada rematada con salmón salvaje pre-cocido se te antoja y mucho. Debido a que estas preparado, tendrás nueces, semillas, y otros bocadillos saludables para mantener los niveles de azúcar en la sangre estables y por lo tanto no estarás hambriento a la hora de la cena. Muchas tiendas de comestibles ahora tienen comidas calientes con selecciones saludables. Detente en Whole Foods Market en tu camino a casa por un pollo orgánico asado (cuesta un poco más caro que lo regular, $ 14 me costó recientemente a mi) y junto con un salteado de verduras pre-cocinados haces una comida sencilla “comida rápida” y sin azúcar, ni antibióticos, ni hormonas, ni la grasa dañina de los alimento drive-thru. Siempre haz lo mejor que puedas bajo cualquier circunstancias en lugar de aspirar a la perfección.

¿Necesitas un poco más de orientación para una alimentación saludable? ¿Por qué no unirte a mi próximo RETO de 10 días. Los participantes del reto han perdido más de 8 libras en 10 días, pero lo más importante es que han reducido todos los síntomas de la enfermedad en un 62% – de nuevo es en tan sólo 10 días. Imagina lo que podrías hacer con las herramientas y el apoyo que ofrezco. Haz clic aquí para aprender más.

Comparte tus comentarios a continuación o en mi página de fans en Facebook

Por tu Buena Salud

Carlos Correa