Que Tanto Sabes Acerca de la Soya II



Esto es lo que más debes saber para disfrutar mejor la soya:

Ir quitando la soya extra paulatinamente si estás en riesgo de cáncer de mama. Varios estudios en curso pueden aportar claridad sobre si la soja afecta el riesgo. Pero por ahora, es prudente para las mujeres que están en alto riesgo de cáncer de mama, tiene, o han sobrevivido a evitar la soya y las isoflavonas – especialmente en las formas de dosis alta, como los suplementos y alimentos fortificados.

Algunos investigadores sugieren que todas las mujeres menopáusicas no consuman soya, incluyendo “los fitoestrógenos de soya natural” o productos que contienen la hormona, ya que estas sustancias podrían aumentar el riesgo de cáncer de mama. Además, si estás tomando fitoestrógenos para los bochornos, no está del todo claro que la soya ayude de una manera extraordinaria.

Limita el consumo de soya si has tenido cálculos renales. La soya es rica en ácidos llamados oxalatos, que podrían fomentar nuevos cálculos de oxalato de calcio, que es el tipo más común. Si estás en una dieta baja en oxalato, entonces límita el consumo de soya también.

Acerca del grano; Recientes y variadas investigaciones sugieren que el poder nutricional de la soya proviene de la combinación equilibrada de vitaminas, minerales, las isoflavonas, proteína, grasa y fibra en el grano original – algo que algunos productos y suplementos que contienen compuestos seleccionados de soya no tienen.

En lugar de la soya pre-hecha para batidos de proteínas, postres congelados, y barras de energía (¿quién sabe si los nutrientes de la soya se mantienen a través de todo el procesamiento) busca directamente en estos cinco alimentos básicos que contienen soya, y que se encuentra disponible en la mayoría de los supermercados:

1. Nueces de soya: se trata de granos de soya tostados simplemente, pero tienen un sabor a nuez crujiente. Un puñado de un buen bocadillo en lugar de papas fritas o algo para picar, sobre todo porque estos frijoles contienen proteína y fibra, y ayudan a controlar el hambre. Sólo que ojo en las porciones – 126 calorías por paquetes de una onza, y es fácil comer mucho más que eso.

2. Edamame: Sólo es un nombre de fantasía para la soya fresca. Edamame están cargados de fibra y proteína saludable para el corazón y son bajos en grasa y calorías. Ligeramente al vapor o puedes cocerlo en su vaina y te lo sirves frio o caliente. Una porción de una taza proporciona el 49% de tus necesidades de hierro para el día y un 18% de tu calcio. Y son deliciosos y divertidos, incluso los niños les encanta romper la vaina y hacer estallar los granos caliente en la boca.

3. Tofu: Delicado y suave sabor, los cubos de mezcla de tofu en vegetales salteados en lugar de carne de vacuno, cerdo o pollo. Para obtener más sabor, marinalos en salsa de soya, baja en sodio, y mezclalo con ajo y jengibre.

4. Tempeh: Humm como me gusta…Más denso que el queso de soya, este producto de soya con sabor ahumado puedes cortarlo en rebanadas, prepararlo a la parrilla, y servirlo en pan integral con salsa de barbacoa en lugar de cerdo a la barbacoa.

5. Soy “se desmorona”: Se encuentra en la sección de congelados, el uso se desmorona y puedes sustituir algunos o la totalidad si quieres de carne picada por este Soy, especial para la salsa de spaghetti con chile.

Carlos Correa Coaching
Tu Mentor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: