Cómo Aumentar Tu Energía y Vitalidad Parte I


Para estar verdaderamente saludable, debes estar con energía. Tener energía y vitalidad significa tener la capacidad de participar en nuestras actividades diarias con fuerza y entusiasmo. Como los niños, la mayoría de ellos saltan de la cama cada mañana con energía para quemarlas. Imagínate cómo te sentirías tener siquiera la mitad de ese nivel de energía!

¿Por qué los niveles de energía parecen disminuir a medida que envejecemos? Parte de la respuesta es que experimentamos una disminución en los niveles de los factores clave de la energía en nuestras células, y que contribuye a la fatiga. La energía que producimos son nuestras pilas de combustible de cada pensamiento, acción y respuesta metabólica de nuestras vidas. Una vez que entendamos cómo dar a nuestras células el combustible adecuado, podemos restaurar la vitalidad que disfrutan los niños sanos.

Fuentes de energía

Para empezar, la energía es suministrada por los alimentos que comemos:

Los hidratos de carbono, grasas y proteínas nos proporcionan los bloques de construcción para el metabolismo y la producción de energía.

Las frutas, verduras, granos y legumbres aportan hidratos de carbono, deben estar cerca de dos terceras partes de los alimentos que se encuentran en nuestro plato en algún alimento determinado.

Las proteínas se encuentran en las legumbres, frutos secos y semillas, productos lácteos y carnes. El pescado es una fuente de proteína especialmente saludable. También como alimentos ricos en proteínas, aceites y por las grasas que proporcionan, los aguacates y el aceite de oliva son algunos ejemplos de aceites vegetales muy saludable.

La fatiga persistente es uno de los principales y más comunes quejas de salud escuchadas a diario. Las personas a menudo toman cafeína o azúcar en un intento equivocado de “medicar” sus fatiga. Estas muletillas en realidad empeoran el problema.

Cuando estamos buscando restaurar ese estado de vitalidad juvenil, y ponerlo en el lugar que deseamos, puede ser a través de nutrientes energéticos de gran alcance como lo son; ribosa, coenzima, y L-carnitina.

Estos nutrientes tienen el poder para aumentar nuestros niveles de energía mediante el apoyo a un mejor metabolismo de nuestros alimentos y nos protege de la decadencia de la energía durante el esfuerzo. No son las muletillas, como la cafeína y el azúcar, sino que los bloques de construcción auténtica de la energía y nuestra vitalidad depende de nosotros, tenerlos en el suministro óptimo.

BREAKTHROUGH con Carlos Correa Coaching

Tu Mentor en Salud y Bienestar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: