Una Palabra Que Puede Cambiar Tu Vida


Una palabra que puede cambiar tu vida; Disciplina

¿Has notado lo bien que se siente al ser disciplinado? No, no estoy hablando de cualquier cosa perversa aquí, que te controle o manipule. Me refiero a la práctica de la auto-disciplina, esa que cuando terminas tus tareas te sientes muy a gusto contigo mismo, de hecho … el seguimiento de tu presupuesto … responder a los mensajes de tu teléfono … mantener tu palabra y promesa…cumplir con las citas y a la hora…velar por tu plan de alimentación – a ese tipo de disciplina!

Me puse a pensar en esto cuando leí un pequeño estudio en un Diario de Nutrición que señala que un grupo de personas que se definen como vegetarianos se calificaron más felices que aquellos que comen carne. Y eso te lo puedo confirmar dada mi propia experiencia. Los investigadores postularon que el estado de ánimo alto de los vegetarianos era “un beneficio no reconocido de una dieta vegetariana.” Sospecho que era otro factor en juego, dado que el estudio también observó que estos vegetarianos, en general comen más alimentos nutritivos – la elección de las frutas, verduras y granos enteros en lugar de alimentos procesados y envasados y dulces –  Comprobaron y me parece evidente que una parte muy grande de la cultura de este grupo, es que se sienten cómodos diciendo “No” a sí mismos. En otras palabras, el auto-control les ayuda a que ellos, y a cualquiera de nosotros, nos haga personas más felices.

¿Por qué no decir que sí?

Estoy seguro de que hay un montón de gente que no estará de acuerdo con esto – personas que a todo dicen que Sí como una especie de “joie de vivre”, estilo de vida. Aquí se incluyen aquellos que no quieren hacer un plan de dieta alimentaria saludable porque dicen que la vida es “demasiado corta” como para no comerse un pastel … o que acumulan deudas de tarjetas de crédito, ya que “merecen” esta última indulgencia … o que ignoran los plazos u horarios como una muestra de su “independencia”. Y tengo que aceptar que hay muchas situaciones en las que decir no a nosotros mismos es difícil, ya que nos niega algo que posiblemente anhelemos y fácilmente podemos sentir la protesta de nuestro niño interior, “Yo puedo hacer lo que quiero!”

Pero la idea de decir que sí a cualquier cosa y a todo lo que quieras, porque eres libre de hacerlo, resulta de hecho ser una de las grandes ironías de la vida. El conceder beneplácito a que todos tus deseos se conviertan en realidad, puede ser que te haga sentir que experimentas libertad, pero en realidad es todo lo contrario: Está casi garantizado a que te traerá problemas tarde o temprano. “Para lograr algo importante o maravilloso en tu vida significa que, inevitablemente tendrás primero que negarte a tí mismo”. “Está implícito a que en cada elección se encuentra la pérdida de otras opciones … y ahí es donde radica la verdadera libertad. En ser capaz de decir No a ti mismo”. Algo que precisamente comentaba hace una semana atrás, en el programa de radio en el que participo cada martes y jueves en Radio Nueva Vida, en California.

La verdad acerca de las consecuencias

Como ejemplo, toma el dinero. Todos sabemos que hoy estamos viviendo tiempos en la cual los medios económicos e ingresos son más escasos que antes. (Nuestra economía actual en Estados Unidos, es un ejemplo de este principio de orden general.) Mientras tanto, el comportamiento es opuesto, es decir, la práctica de la disciplina – No nos damos el respeto por nosotros mismos y nuestra propia integridad. “No comprar un vestido nuevo para cada boda a la que asistas o te vayas al bar para que puedas sentirte bien – eso refleja tus valores”. “Decir que No significa prescindir de algunas cosas. Pero nos sentimos bien de todos modos, ya que refleja en realidad los recursos que tenemos, la naturaleza de nuestros verdaderos deseos, las apariencias. Y lo peor es que muchas veces usamos dinero que no es nuestro, para gastarlo en cosas que no necesitamos, para impresionar a gente que no conocemos.”

Los “recursos” no se limitan tan sólo al dinero, también se refiere al tiempo y la energía física y emocional. Tal vez puedas pensar que no deberías ser tan disciplinado en todas las cosas que haces en tu vida – tal como a qué hora del día te vas a la cama y/o despiertas, a que hora vas a comer, tu compromiso con las amistades, o incluso cómo y cuándo debes limpiar tu casa. Las partes de la vida donde sentimos más insatisfacción tienden a ser aquellas en las que practicamos  menos el auto-control.

¿No? Piensa en esto. Incluso quizás admitas que esto mismo te ha ocurrido antes. La gente insiste en que todo está “bien” aun con un matrimonio casi derrumbandose, o con casi 200 libras de sobrepeso. Lo puedes explicar?  Y todo porque han hecho las paces momentáneamente en la relación rota que tienen, o porque hicieron un programa de dietas y “no les funcionó”, pero lo intentaron, o el metabolismo, la edad, o las limitaciones personales hacen que las áreas de sus vidas esten estancadas … pero, cuál es la realidad? “Todo el mundo está tan ocupado de ” ajustarse “a lo mediocre de sus vidas, que dan ganas de llorar”.

El desarrollo del “No”

Por ahora, puede parecerte un poco crítico mi artículo, pero en realidad es vital ponernos a reflexionar y darle otro enfoque de cómo poder resolver los desafíos de la vida, y esta vez con un rumbo diferente. En lugar de centrarte en las partes de la vida donde necesitas hacer mejoras, te invito a echar un vistazo de cerca a lo que hace que te llene de alegría, orgullo y profunda satisfacción. Describe qué partes de tu vida te hacen sentir feliz.  Examínalas de cerca, y verás que estas tienden más a seguir reglas y regulaciones que mantienen que las cosas fluyan sin problemas.

Por el contrario, si deseas saber dónde te beneficiaría aplicar mayor disciplina, selecciona un área en la que no te va bien, por ejemplo si no eres tan aficionado a hablar, o no estás tan feliz, o no te parece que puedas cambiar.

Las probabilidades son buenas para ti, aunque tengas una lista de excusas, si es la lista lo que te detiene. “Dilo”. “Literalmente verbalizar en voz alta la razón que te detiene te ayudará a manejar mejor esa debilidad.” Prácticamente te puedo garantizar que la primera palabra será “porque” … y ahí tienes que prestar atención a lo que viene después ya que eso será lo que llamamos  “La Gran Mentira” – la falacia que te mantiene atrapado donde estás.

Esto es especialmente cierto cuando lo que sigue a tu “porque” es esto ” así soy yo, o es mi manera de ser.” Te consideras un producto terminado? . Tienes que darte cuenta que no podemos estar atrapados con esta forma de razonar- la mayoría de la gente simplemente no ha tratado de ser diferente. A pesar de todo tienen la capacidad de cambiar si hacen el esfuerzo y ponen la disciplina necesaria para transformar esta parte de sus vidas  a una que les haga sentir mejor y  orgullosos.

Puede ser que descubras que al describirte como “es la manera en que yo soy” se deba a como tomas las decisiones. Por ejemplo, si eliges pasar un tiempo viendo la televisión en lugar de caminar, correr o andar en bicicleta por el vecindario. y asumes el compromiso de mostrar todos los días con tus amigos de Facebook, mediante pruebas, te aliente en tener un mejor cumplimiento. Toma nota de esto es el primer paso y necesario para cambiar.

Aprender de los demás

Una excelente manera de aprender a crear más auto-control en tu vida es preguntar a un experto. Entrevista a personas que conoces y que admiras para aprender sus secretos para sobresalir en ciertas áreas de sus vidas. Tu hermana tiene un buen matrimonio? Pregúntele cómo lo hace?. Tu vecino sigue jugando animadamente tenis a los 80 años? Pregúntale cómo se ha mantenido en forma a sí mismo. Sin duda estará halagado por tu interés, y te asombrarás de lo que oyes. Verás cómo tu auto-disciplina es una manera de honrar lo que es importante en tu vida, y cómo el autocontrol es lo que finalmente crea una vida plena. Pero como siempre, primero alineados con Dios.

BREAKTHROUGH con Carlos Correa Coaching

Tu Mentor en Salud Y Bienestar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: