9 Consejos De Cuánto Comer Durante Las Fiestas Y No Morir En El Intento


Estos 9 consejos de qué comer durante las fiestas y no morir en el intento, pueden ayudarte si los practicas, ya que la cena de acción de gracias recién pasada o las que vienen pueden ser mortal si te excedes.

Así que más vale que no te excedas en el pastel de nuez o manjar. Una fiesta de fin de año puede fácilmente exceder las 4.000 calorías.

Hace unos años, en el día de Acción de Gracias, una persona fue a parar a la sala de emergencias -se trataba de un hombre de 52 años de edad, entrenador de fútbol de una escuela- en medio de un ataque al corazón. En el torbellino que implica una situación así, y antes de un traslado a un centro médico cercano para poder superar esta delicada condición, no hay tiempo para sentarse a analizar lo que está pasando, o intentar tener una historia más decente del porqué enfermó así, tratándose de un entrenador de fútbol.

“No podía creer lo que comió hoy,” dijo, y luego pasó a describir una comida que podría haber alimentado a sus jugadores de campo ofensivo entero. También tuvo un nivel de colesterol en la sangre alto y una historia familiar de enfermedad coronaria precoz.

En años pasados, los escépticos se preguntaban si una sola comida podría provocar un ataque al corazón. Pero en la última década o dos, los investigadores han aprendido mucho más acerca de los eventos fisiológicos que tienen lugar después de comer una comida llena de carbohidratos, grasas y sal. Algunas investigaciones han encontrado que puede sentar las bases para un ataque al corazón. Por ejemplo, un estudio de 1.986 pacientes por ataque cardiaco, presentado en una reunión de la Asociación Americana del Corazón el 2000 sugirió que una comida inusualmente grande cuadrúplica la probabilidad de tener un ataque al corazón en las próximas dos horas.

El precio de comer Big-size

Después de una comida grande (una fiesta de Acción de Gracias puede fácilmente exceder las 4.000 calorías), el gasto cardiaco de la sangre se incrementa y la desvia a la circulación intestinal para ayudar a la digestión, que puede tardar hasta seis horas, dejando a otros órganos, incluyendo el corazón y el cerebro, relativamente deprimidos. La labor de toda esta maniobra alrededor de la sangre podría ser el equivalente de tener sexo vigoroso o un ejercicio moderado a fuerte.

Pero eso no es todo. Un aumento de la insulina, provocada por el contenido de carbohidratos de la comida, puede agravar la situación al impedir la relajación normal de las arterias coronarias. La elevación de triglicéridos, de las grasas y carbohidratos, pueden alterar la función del revestimiento interno de las arterias coronarias y provocar endurecimientos que se vuelven menos elásticas y se inflaman de forma aguda. El aumento de marcadores inflamatorios como la proteína C-reactiva se han observado después de una comida abundante, rica en grasas. Y el aumento de la presión arterial que ocurre generalmente después de comer una comida puede causar inflamación de los parches a la ruptura, que a su vez puede dar lugar a bloqueos y ataques cardíacos.

Engullir una enorme cena puede tener otras consecuencias también en la salud. Las prodigiosas cantidades de ácido gástrico producido durante el esfuerzo del organismo para digerir los alimentos puede causar reflujo ácido que a menudo se pasa después de muchas horas. El alto contenido de grasa de un banquete típico de fiestas puede precipitar un ataque de vesícula en personas con cálculos biliares. El alto contenido de sal puede desencadenar la insuficiencia cardíaca o renal aguda en alguien con un historial de esa condición.

Añada que las posibilidades de un mal sueño no se genera sólo por la comida, sino también por el vino que se podría beber (en el trayecto a casa puede estar esperándolo un accidente por suceder), además de la flatulencia vergonzosa y despertarse a la mañana siguiente con la gota aguda. Así que tiene muchas buenas razones para renovar sus hábitos alimenticios en la fiestas fabulosas y divertidas de este año.

La única cosa que probablemente no tienes que preocuparte es de la ruptura del estómago. Que rara vez sucede, porque el estómago se puede ampliar para dar cabida a casi cuatro veces el volumen normal de alimentos.

Mejor goloso, y no glotón

Entonces, ¿qué comensal, y despues de leer lo anterior, puede llegar sin miedo a comer en un día de fiesta con una mesa que gime con golosinas potencialmente mortales?

Algunos Consejos:

1.- No llegues con hambre. Come un refrigerio una o dos horas antes.

2.- Mantente alejado de los alimentos para picar que se encuentran en la mesa.

3.- Come la ensalada primero.

4.- Usa un plato de ensalada en lugar de un plato de comida.

5.- Saborea a tu gusto, pero pequeñas porciones.

6.- Come lentamente, y participa en la conversación.

7.- Cambia el postre, o al menos no te acerques fácilmente a el. La fruta es preferible.

8.- Limita el consumo de alcohol a una copa de vino (rojo de preferencia)

9.- Bebe por lo menos un vaso lleno de agua antes de comer.

BREAKTHROUGH con Carlos Correa Coaching

Tu Mentor en Salud y Bienestar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: