¿Por qué comes?: Genética vs Medio Ambiente


Qué factor es el verdadero enemigo de las luchas con tu cintura?

Es fácil argumentar que el estilo de vida y la falta de fuerza de voluntad son los responsables de los problemas de peso (que es el argumento que las personas delgadas tienden a hacer).

Sin embargo, no explica la tasa de fracaso del 95% (después de 2 años) de las personas que han perdido 50 libras o más, y que tenían un montón de fuerza de voluntad para perder peso, pero que no obstante lo recuperaron.

Los investigadores sostienen que la obesidad esta genéticamente más ligada que cualquier otro rasgo, excepto la estatura – y por lo menos el 50% de los casos de obesidad tienen claramente los componentes genéticos.

Dos fuentes

La verdad es que el cambio en el control de la cintura viene de dos fuentes – medio ambiente y genética. Incluso si los genes te tienen en parte predestinado a una vida de ocupar dos asientos, esto no significa que debas abdicar al control de tu cuerpo. Al hacer los cambios adecuados de conducta y biológicos, podrás mantenerte saludable y evitar los efectos secundarios negativos del exceso de peso, como diabetes, presión arterial alta (hipertensión), e inflamación arterial.

Aproximadamente el 10% de la población obesa tiene desafíos genéticos que pueden ser un modelo imposible de romper. Pero el riesgo más grande con estos genes no es el propio peso – es la predisposición de los riesgos asociados con la obesidad. Por ejemplo, uno de los problemas genéticos asociados con el sobrepeso se llama deficiencia de leptina. (La leptina es una hormona asociada con la saciedad. La gente que no producen leptina o que bloquean sus señales suelen ser obesos mórbidos, y el problema es, sin duda genético.

Depende del peso

Una vez más, sin embargo, a pesar de que algunas personas tienen estas alteraciones, tienden a ser la minoría de la población. Si tu necesitas ocuparte por la pérdida de sólo 25, 35 o incluso 50 kilos, es probable que el problema no sea genético. Pero si tu exceso de peso es superior a 100 libras, la mayoría de los médicos consideran hacer pruebas para detectar anomalías genéticas.

El ejemplo de la leptina es sólo la punta del iceberg científico, en cuanto a la genética y la obesidad se refiere. Como la lucha contra la obesidad continúa, probablemente vamos a encontrar más problemas y mas bioquímicos que pueden estar contribuyendo a tu problema de peso.

Dicho esto, la responsabilidad en la administración del peso y la cintura aún es tuya. Mejora tu medio ambiente y tus comportamientos a fin de que la genética pueda trabajar para ti, no contra ti.

Carlos Correa

Me encanta ayudar a las personas a que se sobrepongan de cualquier desafío personal por el cual estén atravesando. Una de las principales actividades que realizo diariamente y que ayuda mucho a sentirse mejor, es respirar profunda y concentradamente por diez minutos. Y esto me relaja y da más claridad a mis pensamientos. Inténtalo!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: