Vegetales y Protección de las Enfermedades


Mas Frutas y VerdurasCáncer:
Numerosos estudios iníciales revelaron lo que parecía ser un fuerte vínculo entre alimentarse con frutas y verduras, y la protección contra el cáncer. A diferencia de los estudios de casos y controles, los estudios de cohortes, que siguen a grandes grupos de personas inicialmente sanas durante años, por lo general proporcionar información más fiable que los estudios de casos y controles, ya que estos últimos no se basan en la información del pasado. Y, en general, los datos de los estudios de cohortes no han mostrado consistentemente que una dieta rica en frutas y verduras previene el cáncer.

Por ejemplo, en un estudio de seguimiento sobre la salud realizado por Profesionales de la Salud, durante un período de 14 años, reflejó que tanto hombres y mujeres con mayor ingesta de frutas y verduras (8 o + porciones al día) tenían las mismas probabilidades de haber desarrollado el cáncer como los que comieron las porciones diarias en menor cantidad (menos de 1,5)

Una posibilidad y más probable, es que algunos tipos de frutas y verduras puede proteger contra ciertos tipos de cáncer.

Un informe realizado por el Fondo de Investigación Mundial del Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer sugiere que los vegetales -como la lechuga y otras verduras de hoja verde, brócoli, col china, col, así como el ajo, la cebolla y similares – y las frutas sin almidón “probablemente”  protegen contra varios tipos de cáncer, incluyendo los de la boca, la garganta, la laringe, el esófago y el estómago, y que la fruta probablemente también protege contra el cáncer de pulmón.

Los componentes específicos de las frutas y verduras también pueden ser protectores contra el cáncer. Por ejemplo:

Una línea de investigación derivada de la constatación del Estudio realizado por los Profesionales de la Salud sugiere que los tomates pueden ayudar a proteger a los hombres contra el cáncer de próstata, especialmente las formas agresivas del mismo. Uno de los pigmentos que dan al tomate su color rojo – licopeno- podría estar involucrado en este efecto protector. Aunque varios estudios distintos al estudio de los profesionales de la salud también han demostrado un vínculo entre los tomates o el licopeno y el cáncer de próstata, otros estudios no tienen o han encontrado sólo una conexión débil.

Tomado en su conjunto, sin embargo, estos estudios sugieren que el aumento de consumo de productos a base de tomate (productos de tomate, especialmente cocidos) y otros alimentos que contienen licopeno puede reducir la incidencia de cáncer de próstata. El licopeno es uno de varios carotenoides (compuestos que el cuerpo puede convertir en vitamina A) que se encuentra en frutas y verduras de colores brillantes, y la investigación sugiere que los alimentos que contienen carotenoides pueden proteger contra el cáncer de pulmón, boca y cáncer de garganta. Sin embargo, se necesita más investigación antes de que sepamos la relación exacta entre las frutas y verduras, carotenoides y el cáncer.

Diabetes:
Algunas investigaciones analizaron específicamente si los frutos individuales se asocian con el riesgo de diabetes tipo 2. Si bien aún no existe una gran cantidad de investigación en esta área, los resultados preliminares son convincentes.

En un estudio de más de 66.000 participantes, 85.104 mujeres y 36 173 hombres estaban libres de las principales enfermedades crónicas, los hallazgos sugieren que un mayor consumo de todas las frutas – en especial los arándanos (blue berries), las uvas y las manzanas – se asocia con un menor riesgo de diabetes tipo 2.

Otro hallazgo importante: Un mayor consumo de jugo de fruta se asocia con un mayor riesgo de diabetes tipo 2.

Además, en un estudio de más de 70.000 enfermeras de entre 38 a 63 años que estaban libres de la enfermedad cardiovascular, el cáncer y la diabetes, mostró que el consumo de verduras de hoja verde y frutas se asoció con un menor riesgo de diabetes. Aunque no es concluyente, la investigación también indica que el consumo de zumos de fruta puede estar asociado con un mayor riesgo entre las mujeres.

Un estudio de más de 2.300 hombres finlandeses mostró que las frutas y verduras, especialmente las bayas, pueden reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

La salud gastrointestinal:
Las frutas y las verduras contienen fibra no digerible, que absorbe agua y se expande a medida que pasa a través del sistema digestivo. Esto puede calmar los síntomas de un colon irritable y, mediante la activación de los movimientos intestinales regulares, puede aliviar o prevenir el estreñimiento. La acción de aumento de volumen y el ablandamiento de la fibra insoluble también disminuye la presión en el interior del tracto intestinal y puede ayudar a prevenir la diverticulosis.

Visión:
Comer frutas y verduras también puede mantener tus ojos sanos , y puede ayudar a prevenir las enfermedades de los ojos – las cataratas relacionadas con el envejecimiento y la degeneración común – que aflige a millones de estadounidenses mayores de 65 años. La luteína y la zeaxantina, en particular, parecen de protección contra las cataratas.

Por tu Salud

Carlos Correa

PH. Health & Society

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: